Descargas

Descargas

Amplía tu ludoteca y tu biblioteca rolera con el material que encontrarás en nuestra sección de descargas: juegos, relatos, fichas, manuales...

Galería

Galería

Reportajes gráficos de las jornadas, actividades y colaboraciones de Dado de Dragón. Para que nunca olvides unas jornadas.

Enlaces

enlaces

Aquí encontrarás montones de páginas para alimentar tus aficiones, y multitud de asociaciones con inquietudes como las tuyas.

 

La conspiración Maquiavelo

E-mail Imprimir PDF

La conspiración Maquiavelo es un best-seller escrito por Allan FolsonMaquiavelo, autor de "Cero absoluto" (un libro de suspense bastante recomendable) y en el cual nos plantean un tema que parece que el autor sea un Dan Brown con 42ºC de fiebre o que haya sido obtenido de http://probar.blogspot.com (generador aleatorio de sinopsis de novelas a la Dan Brown, cojonudo por cierto). No voy a hacer spoilers porque lo que cuento a continuación es básicamente la contraportada del libro (y no cuenta más allá de la página 50 y pico de un libro de 700)

Básicamente, plantea la existencia de una orden secreta que lleva quinientos años haciendo sacrificios rituales para asegurar la unión de sus miembros siguiendo un supuesto apéndice al libro "El Príncipe" de Maquiavelo, quien, aunque mentado varias veces, el autor tiene el buen gusto de no sacar a pasear mucho en el libro. Esta orden secreta llega hasta el gabinete del presidente de Estados Unidos casi al completo el cual (el gabinete) quiere forzarlo a ordenar el asesinato de dos presidentes extranjeros no proclives al gobierno de EEUU y comenzar una guerra contra el terrorismo...

 

 

El presidente, que a diferencia de su gabinete muy malo y muy malvado, es muy bueno y muy piadoso, decide ni corto ni perezoso fugarse y unirse a un ex-policía de Los Ángeles (que no pasaba por allí, pero como si lo hiciera) para salvar a la humanidad.

¿Otro Código Da Vinci? Pues en gran medida, sí. Si El Código Da Vinci te horrorizó, huye como la peste de La conspiración Maquiavelo. Acude a una librería de estas que tienen libros de bolsillo y píllate "Cero absoluto", que es una novela de esas que, a pesar de su ritmo vertiginoso, no sientes que te estén timando demasiado.

Lo cierto es que la trama no la compra ni su abuela. Puestos a tener a una sociedad secreta que influye en absolutamente todo lo que buenamente quieras que influya, lo mínimo es tener realmente influenciado al señor Presidente (y no un "mira, es que es nuestro coleguita de hace veinte años, pero seguro que si le decimos: 'oye, majo, que llevamos veinte años utilizándote' está claro que se lo va a tomar a bien y se va a unir a nosotros').

Y puestos a más cosas, lo suyo es no dejar por ahí a un señor que sabe de qué va todo el rollo durante cuarenta años con vida sólo para enterarse de cuando alguien les investigue y luego enfadarse de que revela información y cargárselo luego (corcho, pero si lo habíais dejado con vida precisamente para eso). Como estas, hay unas cuantas. Por no hablar de la de tiempo (todo el libro) que les cuesta llegar a la conclusión de que lo mejor que se puede hacer cuando quieres desvelar una conspiración es hablar a los medios de comunicación. Que probablemente te tomen por loco, pero no suele quedar muy bien que los locos que anuncian conspiraciones mueran luego sospechosamente, que igual luego la gente les cree y tal.

De hecho, servidor siempre piensa que, al menos en España, si descrubes una conspiración y quieres salvar el culo, basta con hacer diez copias y mandarlas a El Mundo, El País, Libertad Digital, ABC, Tele 5 y Antena 3 y alguna la publicará. A no ser que estés realmente paranoico como para creer que unos extraterrestres son los culpables de todo y les tienen sorbido el seso a Pedro J. Ramírez, el grupo PRISA, Jiménez Losantos y demás dueños de otros medios en cuyo caso casi mejor que uses la conspiración como billete de ida al psiquiátrico.

No es que se preocupen tampoco lo más mínimo en el libro por justificar qué puñetas pinta Maquiavelo en todo este asunto. Más allá de referencias veladas a una oscura familia florentina (de la que ya he dicho yo más que el libro, que les he añadido el adjetivo "oscura"), lo cierto es que cualquier antecedente previo de la secta se remonta a "hace veinticinco años".

Y puestos a hablar de no creerse, eso de que la secta tenga su propio lenguaje que no es ni italiano ni español ni latín y no se parece a ninguno que los personajes conozcan me hizo pensar en que iba a asomar un profundo por ahí la cabeza diciendo algún "Ia Ia Nyarlathothep", pero me equivoqué: lástima, hubiera estado mejor.

En cuanto a lo que se refiere a la acción, Jack Bauer en 24 (serie con la que el libro tiene unos ciertos paralelismos en el tiempo real, la implicación de servicios de inteligencia y la sensación esa de todos pueden ser unos traidores) es mucho más creíble. Qué diablos, hasta Tom Cruise en la inefable Misión Imposible 2 resulta más creíble (salvo cuando queman santos). Porque al menos el Bauer o el Tom Cruise "doy una patada al suelo, sube la pipa, la cojo en la mano y disparo, que queda molón que te cagas" han sido entrenados para eso. Bueno, quizás para lo de la pipa, no, pero se supone que son unos agentes de inteligencia realmente expertos.

En el caso del libro, se dan unos quiebros bastante inverosímiles para que nos creamos que el presidente de los Estados Unidos (POTUS, para abreviar), que antes de ser político trabajaba de jornalero y fumigador, sea una de los mejores analistas de Inteligencia y Operaciones que existen y eso sólo gracias a los briefings que le daban de vez en cuando del Servicio Secreto. Oiga, que esos resúmenes que les dan a los presidentes suelen ser cortos (por lo de que son personas muy atareadas) y no son, precisamente, unas personas que deban mantenerse al tanto de toda la tecnología y procedimientos de vigilancia. Que para eso está la CIA, el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional, la ASN, el Servicio Secreto y un montón de siglas más. Y ya que la mencionamos, el Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) no sale en todo el libro pese a salir varias situaciones con implicaciones de amenazas terroristas.

Pero vamos con las cosas buenas: En primer lugar, el libro no trata de venderte lo que te cuenta. No llega al nivel de la película "National Treasure / La búsqueda" en cualquiera de sus dos partes (que no es que no haya quien se la crea, sino que como ellos tampoco se lo creen, pues resulta divertido y pasas de intentar buscarle dobles significados), pero cerca anda. No se pretende que la Conspiración Maquiavelo exista ni que en los monumentos que se describen de Cataluña existan los pasadizos que se cuentan. Es más: diría que es bastante fácil diferenciar entre lo que es cierto (que Maquiavelo existió, la guerra de Irak o la descripción de las ciudades) de lo que se han inventado.

Pero el libro tiene una cualidad adicional: Por una vez, se han documentado de verdad. Y es que aunque Alan Folson esta vez no andaba muy inspirado en lo de crear historias creíbles, al menos las sitúa en un entorno creíble. Quitando la conspiración, el resto del libro es verosímil: La guerra de Irak ha sido un estropicio para la imagen norteamericana y ha deteriorado gravemente las relaciones con el presidente francés y la canciller alemana (el libro se escribió en el 2006). Se habla sobre el atentado del 11-M de Madrid y cuando el POTUS se reúne con el presidente español y te cuenta lo que opina de él, está claro que se está hablando de Zapatero.

Y esa es otra: Los sitios donde se desarrolla el libro son creíbles. La mitad del libro se desarrolla en Cataluña, si no más y una cuarta parte de él en Madrid. Los personajes pasean por la estación de Atocha, la gente se pregunta si será ETA o Al Qaeda cuando ven más de doscientos policías entrar en una estación, los protagonistas leen el ADN y viajan en el Altaria o en el Alaris, aparecen Mossos d'Esquadra como un cuerpo policial distinto a la Policía Nacional y el CESID y no vamos por las calles bailando sevillanas ni quemamos santos, lo cual ya de por sí también es un detalle.

Creo que ese es uno de los aciertos del libro: aun cuando la trama sea rocambolesca, a momentos gracias a la descripción de sitios, lugares y personajes secundarios o terciarios resulta aceptablemente creíble. Quitando el que no parece muy lógico que unos turistas estén almorzando polvorones en una cafetería catalana a mediados de abril, lo cierto es que no he visto más errores y eso ya es decir bastante en un libro de 700 páginas con casi 500 de ellas ocurriendo en España.

En cuanto al tempo, pues es uno de estos best seller de nuevo cuño con conspiraciones y tramas esotéricas (por fortuna, en este no tanto esoterismo: quitando los sacrificios rituales y los complots bien podrían estar hablándote de masones) escritos a la sombra de El Código Da Vinci. Como el autor sabe escribir algo mejor que Dan Brown (en mi opinión) el libro se devora con bastante facilidad. ¿Lo recomendaría? Pues hombre, puestos a comprar, recomendaría antes Cero Absoluto o unas cuantas de las novelas de Frederick Forsyth o Tom Clancy, pero si lo tienes por casa y te apetece pasar unos días entretenidos, el libro es bastante legible.

Además, también sirve para que si te apetece pensar estas cosas te imagines cómo crearías tu propia novela a la Código Da Vinci y te harías millonario. Otra cosa es que luego sepas escribir realmente mejor que Alan Folson, pero seguro que más rocambolesca que la trama de este libro no te sale. Palabra.

Tienes que estar registrado para poder comentar.

You are here: Artículos Literatura La conspiración Maquiavelo